Cómo alargar una redacción de tus contenidos

Cómo alargar una redacción de tus contenidos

Cómo de largos sean tus textos en los contenidos que publiques online son un punto importante a tener en cuenta para el posicionamiento de tu web.

Sabemos que, a nivel de posicionamiento, se está premiando los textos con una extensión más grande. Como los usuarios online requieren de información específica, útil y veraz sobre los temas que les interesan, consideran que un contenido más extenso serán más precisos y podrán satisfacer las necesidades del usuario.

Es por esto que los redactores deben de poder expresarse no en textos cortos, sino en textos que abarquen la máxima información posible.

Análisis de la extensión de los contenidos

No todos los textos son iguales, al igual que sus temáticas, por ello, te presentamos las ventajas e inconvenientes de redactar textos con diferentes extensiones para que puedas redactar tus contenidos de manera eficiente y elaborar tu plan de posicionamiento desde el principio.

El análisis es el siguiente:

  • Textos de más de 2000 palabras. Hablamos de contenidos extralargos en los que los redactores deben enfocarse al máximo en el tema y desarrollarlo con paciencia. Si no se es conocedor del tema, es probable que el redactor cometa fallos y errores y el contenido pierda valor. Este tipo de contenidos se hallaban en libros electrónicos, pero dado que Google es capaz de asimilarlos y contemplarlos para el posicionamiento web, los blogs aprovechan este tipo de textos para aportar un mayor número de ideas, lo que supone una ventaja. Sin embargo, si los textos no tienen coherencia o son aburridos, los usuarios no terminarán la lectura y se perderá audiencia, por lo que es de vital importancia que el redactor se desempeñe en crear una lectura agradable que les atrape.
  • Textos de entre 850 y 2000 palabras. Estos textos se consideran textos muy largos. En este tipo de textos hay que asegurarse de tener muy buenas fuentes y ser capaz de aportar ideas nuevas y coherentes para plasmarlas en tus textos y que aporten valor al lector. Debes de trabajar bien los posts, los copys para tu web e incluso los pies de foto de tus redes sociales. Puedes introducir ejemplos, géneros literarios, citas de otros autores y empezar a utilizar sentimientos que lleguen al corazón del lector.
  • Textos de entre 450 y 840 palabras. Son textos que requieren de una información previa bien detallada, pues deberás sintetizar los contenidos de un tema en estas palabras. Así, tendrás en cuenta lo más importante del tema, lo imprescindible y lo que menos importa de un tema. De esta forma podrás dar información directa al lector e incluso puedes ponérselo más fácil con el uso de recursos como la negrita, los paréntesis, la cursiva… Son estos textos los que predominan en los blogs y webs.
  • Textos de entre 250 y 450 palabras. Estos contenidos se consideran de extensión media. No entran demasiado en un tema, sino que lo sintetizan y dan una visión general del mismo. Para redactar estos textos debes tener bien esquematizado el tema del que quieres hablar, eligiendo tus ideas más importantes y dividiéndolas en las principales. Su corta extensión hace que los lectores se queden hasta el final de la lectura, pero es importante darle intriga que haga que la persuasión del texto sea su principal característica.
  • Textos de entre 100 y 250 palabras. Estos textos cortos se usan normalmente a los comercios electrónicos en los que su corta extensión permite introducir palabras clave en las definiciones de producto, aumentando el posicionamiento en el sector de los e-commerce. Al ser textos más cortos que los anteriores, no supone un esfuerzo muy grande para el lector y consigue que se lea entero.
  • Textos de menos de 100 palabras. No profundizan en un tema. Al igual que los anteriores, son los más comunes en tiendas online. Ahora la síntesis del contenido es mayor y hay que asegurarse de mantener una economía lingüística correcta, de lo contrario, el usuario puede percibir falta de calidad en tu tienda online y abandonarla.

Alargar o minimizar las palabras de tus contenidos.

Ya hemos visto que en internet se premian los textos más largos, por los que ampliar tus textos puede que te resulte imprescindible para mejorar la calidad de tus textos y dar una mejor información a tu público, aumentando así también el posicionamiento web y afiliar a tu público.

Algunos de los aspectos que te podrían venir bien para alargar tus textos son:

  1. Coge las ideas principales y dale más forma añadiendo casos prácticos, ejemplos o incluso utiliza las enumeraciones, la evaluación por listas, las descripciones haciendo referencia a otros personajes, etc.
  2. Una vez tengas escrito el texto, utiliza las negritas para enfatizar la importancia de un tema y dale más significado, así aumentarás el número de palabras de tus textos sin perder coherencia.
  3. Por supuesto, ten buenas fuentes de información y variadas.
  4. Desarrolla al máximo tu idea central del texto.

Si lo que necesitas es reducir tu contenido, esto te ayudará:

  1. Sintetiza el tema principal y hazte un esquema resumen.
  2. Quita los aspectos secundarios y los temas menos importantes.
  3. Utiliza un vocabulario que te permita introducir menos palabras a la hora de expresarte.
  4. Repasa todo el texto al acabar y evita las subordinadas para reducir la extensión del texto sin perder calidad.

Ya puedes aplicar estos conocimientos a los contenidos de tu web conociendo la importancia de la extensión de tus textos para el posicionamiento.

¿Quieres saber más sobre los contenidos ?
Scroll al inicio
Ir arriba