Family link Google: El control de enlaces

Family link Google: El control de enlaces

La infindad de contenidos que podemos encontrar en internet debería estar controlada en una casa en la que viven menores y tienen conexión a internet. De eso va este post. Te vamos a contar cómo funciona Google Family Link, la herramienta para controlar el contenido al que no deberían tener acceso los menores.

Tabla de contenidos

Google Family Link y su funcionamiento

Esta herramienta es una aplicación de móvil para Android mediante la cual puedes crear una cuenta de Google configurada para los más pequeños y admitiendo un control parental en los dispositivos electrónicos que utilizan para acceder a internet. En la cuenta, aparentemente común, de Google, puedes acceder a diferentes configuraciones y diseñar unas reglas mínimas del uso de internet, así como de las aplicaciones a las que pueden tener acceso tus hijos y la duración del acceso. Además, podrás saber en todo momento dónde se encuentra el dispositivo y podrás configurarlo para que deje de funcionar en cualquier momento y así controlar el tiempo que tus hijos pasan con el dispositivo.

Por ejemplo, esta aplicación la puedes usar en familia para que tus hijos tengan un tiempo específico destinado al ocio digital, controlar cuándo cogen el teléfono mientras hacen los deberes y/o estudian e incluso para que vayan a dormir cuando les tocan. Lo importante es que el teléfono no les quite tiempo de sueño y de obligaciones y no se convierta en una adicción.

Tú y tu pareja podréis controlar estos accesos y la duración que el teléfono estará activo sin necesidad de coger el propio teléfono, podrás hacerlo de manera remota desde cualquier lugar. De este modo no dejarás opción a que tus hijos te mientan respecto al uso del teléfono y podrás enseñarles a priorizar en sus obligaciones y a utilizar el teléfono adecuadamente.

Beneficios de la aplicación

Ya hemos hablado de su funcionamiento y habrás visto en él numerosos beneficios para tu casa y tu familia. Siendo más específicos, te vamos a seleccionar las mejores:

  • Bloquea aplicaciones de descarga en los terminales de tus hijos para evitar que gasten dinero o se descarguen aplicaciones que no deben descargar.
  • Controla el tiempo que los más pequeños gastan en jugar y entretenerse con los teléfonos, poniéndoles límites de tiempo de uso a los terminales.
  • Mira el tiempo que emplean en cada aplicación y analiza para qué la usan con el fin de evitar males mayores.
  • La aplicación te hará llegar informes semanales de uso para que estés siempre avisado de lo que hacen tus hijos con sus teléfonos.
  • Establece una hora límite por la noche, por la mañana, los findes de semana o días de fiesta para que tus hijos no pasen demasiado tiempo con el móvil. De este modo tendrás controlado cuando y cómo descansan y tengan una vida más saludable en ese aspecto.
  • Te permite conocer en todo momento dónde están los teléfonos asociados, lo que te dará mucha tranquilidad si no sabes dónde están o cuánto les falta para volver a casa. No tendrás que preocuparte por si pierde el teléfono o se lo roban, pues siempre estará localizable.
  • Bloquea los teléfonos de forma remota sin importar el lugar en el que estés. Podrás bloquearlo e impedir que se siga utilizando.

Descargarla y empezar su configuración

Una de las cosas que tienes que tener claras es que no puedes controlar todos los dispositivos que te dé la gana, sino solo a los que pertenecen a los menores de 13 años. Antes de descargar la aplicación e intentar instalársela a tus hijos, ten en cuenta que deberás tener dos cuentas de Google diferentes, la tuya y la de tu hijo menor de 13 años, que será administrada con Google Family Link. Además, debes saber que si a tu hijo le das un teléfono Android, tiene que tener instalada la versión Kit Kat o superiores y si utiliza un iPhone, deberás descargarte primero la app con una versión de software 9.0 o mayor.

Pasos para su descarga e instalación.

– Desde tu teléfono, el dispositivo vigilado, descarga la aplicación Google Family Link y asocia tu cuenta como la principal.

– Coge el teléfono de tu hijo e instala también la aplicación.

– Agrega tantas cuentas administradoras como quieras con el botón “agregar”.

– Automáticamente, la app quiere conocer si tu hijo previamente había tenido una cuenta de Google, por lo que tendrás que contestar afirmativamente e introducir la cuenta de Google que le has creado a tu hijo. Si todavía no la habías creado, puedes crearle la cuenta desde la propia app.

– Cuando hayas agregado la cuenta del dispositivo que quieres controlar, busca el dispositivo mediante un código automático generado por la aplicación para vincular dispositivos. 

– Solo te queda ir siguiendo las instrucciones de la aplicación para ir bloqueando y gestionando los controles que quieres agregarle al teléfono de tu hijo.

– Recuerda que puedes añadir todas las cuentas necesarias para llevar el control del teléfono de tu hijo. Hazlo desde el botón de “administradores”.

Como has visto, la descarga e instalación es muy sencilla y las funcionalidades son intuitivas y fáciles de entender. Hoy en día nos ponen las cosas muy fáciles a los padres para que podamos conocer mejor las conductas de nuestros hijos al mismo tiempo que se las corregimos y educamos. Esta aplicación tiene gran nivel de responsabilidad, tanto para padres como hijos, por lo que te recomendamos que empieces a utilizarla y la conozcas en profundidad para que tus hijos puedan disponer de dispositivos electrónicos y tú te quedes tranquilo sabiendo que lo usan de manera adecuada en todo momento. No tienes que ser un controlador todos los días, sino un administrador de su tiempo y funciones, y con Google Family Link tienes todas las posibilidades de llevarlo a cabo.

¿Quieres saber más sobre las funcionalidades que tiene Google ?
Scroll al inicio
Ir arriba