Marketing educacional ¿Qué es?

Marketing educacional ¿Qué es?

La especialidad del marketing de contenidos se basa en diferenciar un producto respecto a los de la competencia. A causa de las grandes similitudes entre todos ellos y a la alta saturación del mercado, cuidar la relación de la marca con la audiencia es la forma de actuar del marketing, haciendo a las marcas cercanas y resolviendo los problemas de los clientes.

Pero, ¿en qué consiste el marketing educacional?

La posibilidad de crear productos atractivos y funcionales para los usuarios no siempre garantiza el éxito de ventas del producto, de hecho, si no incluye una estrategia de marketing en la que se escoja el producto, se definan sus funcionalidades y se informe sobre el mismo. Para poder llevar a cabo la estrategia, se necesitan expertos en la materia y redactores especializados que sean capaces de que crear contenido para blog de manera que se puedan responder consultas de los suscriptores o analizar las peticiones de los mismos, difundiendo los productos o servicios mediante artículos de blog o campañas email marketing.

De este modo, definimos el marketing educacional como el marketing que forma al cliente sobre un problema y ofrece la mejor solución para combatirlo. Es por esto por lo que el marketing educacional aparece del derivado de la estrategia que intenta ser cercano con el usuario tomando acciones de educación, información y asesoramiento sobre los problemas y cómo ponerles solución. De esta manera, las empresas saben que la clave de esta estrategia es dar la máxima información posible sin someter presión sobre los lectores.

Para hacer un Marketing educacional efectivo, se necesitan seguir los siguientes pasos:

  1. Identificar el problema mediante señales. Es el primer paso en la estrategia. De esta manera conseguimos hacer al usuario conocedor de la situación y le ayudamos a identificar el problema. Por ejemplo, la importancia de cuidar el cuero cabelludo o lo perjudicial que es la depresión si tenemos una empresa de automóviles o un centro de desintoxicación.

2. Formación gratuita sobre el problema. Es importante ser cauteloso. No informar de los beneficios de tu producto para el problema, sino indagar en el propio problema para dar información al que tiene el problema de cuáles son sus causas y cuáles pueden ser sus consecuencias.

3. Es el momento de presentar una soluciónDar a conocer nuestro producto o servicio para resolver el problema del lector. Un champú que cuida de tu cabello o tu centro de desintoxicación. Pero sin vender a experiencia ni el producto. Céntrate en mostrar tu producto como solución de la necesidad, qué es, cuáles son sus funcionalidades, qué beneficios tiene para dicho problema…

4. Presenta ejemplos y casos prácticos. Ya conocemos la teoría, ahora nos toca conocer la solución en la práctica con ejemplos. Todas las historias que cuentes ayudarán a visualizar la información y a retenerla en la memoria. Así, conseguimos aportar una información coherente sin persuadir, de manera que el consumidor potencial puede percatarse de los beneficios del producto y de cómo puede resolver su problema.

5. Resuelve las dudas de los clientes. Resolver las dudas que le surjan al cliente es como dar la última razón o motivo para que adquieran tu producto. Ofrecer respuestas frecuentes a tus potenciales clientes ayudará a que la venta de tu producto o servicio aumente. 

En definitiva, el marketing educacional es el que permite formar al cliente sobre un problema y darle la mejor solución para enfrentarlo, de forma que dándole toda la información llegue a la conclusión de que lo mejor que puede hacer para combatir su problema es utilizar y adquirir tu producto.

¿Quieres saber más sobre el marketing educacional ?
Ir arriba