¿Como funciona?

El primer paso debes darlo tú (como Agencia o Freelance). Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario, cuéntanos quién eres y qué tipo de contenido necesitas. Un miembro de nuestro equipo te contestará con la máxima diligencia posible, te hará unas cuantas preguntas al hilo de lo que nos hayas contado en el formulario y te facilitará el código de acceso a tu propio panel de control, dentro de nuestra infraestructura digital. De este modo, y una vez comencemos a trabajar juntos, podrás realizar un seguimiento pormenorizado y al día del trabajo que vayamos llevando a cabo para tu agencia.

Una vez hayamos estudiado tu propuesta, te asignaremos un especialista al que podrás dirigirte directamente desde tu panel para realizar consultas o solventar cualquier tipo de problema que te surja. Asimismo, te será asignado un redactor (o varios, dependiendo del volumen de trabajo y la periodicidad que requiera tu agencia), atendiendo a la clase de contenido que más se ajuste a tus necesidades.

Redacción a medida

Dado que contamos con un equipo de redactores muy variado, nos enorgullece poder garantizar la máxima eficacia y precisión a la hora de abordar cada temática en particular, y siempre sin perder de vista el público objetivo al que debemos dirigirnos. Pero, ya que cada escritor —como cada persona— tiene sus peculiaridades y su modo de trabajar exclusivo, puede suceder que, tras leer los primeros trabajos que Redacción de Contenidos Marca Blanca elabore para tu agencia, no estés del todo contento —ya sea por el tono de los textos o por la estructura de los mismos—. En este caso, solo tendrás que comunicarle tus inquietudes al especialista que te haya sido asignado y él se encargará de adjudicarle tu proyecto a otro redactor, también experto en la materia que le interesa a tu agencia pero con una técnica y estilo literario diferentes.

La revisión de los textos: Un must have

Además de las facilidades descritas con anterioridad y que ponemos a disposición de tu agencia desde el primer momento, también contamos con un servicio de edición y supervisión de textos. Con este último filtro, y pese a que la confianza que depositamos en nuestros redactores es absoluta, nos aseguramos de que cada post llegue a su destino —la web de tu agencia— en las condiciones óptimas para ser publicado: estructurado como es debido, optimizado para posicionamiento SEO y, claro, sin faltas de ortografía o sintaxis.

Tras pasar por este proceso —tan sencillo como necesario, a nuestro juicio—, cada una de las entradas que nuestro equipo realice para tu agencia estará perfectamente dispuesta para dar en el blanco: irá dirigida a la audiencia que te interesa —hablándole con las palabras precisas— y enviará el mensaje que tu empresa desea transmitir. Además, y como apuntábamos, en todo momento tendremos presente que nuestro trabajo —los textos que redactemos para ti— forma parte de un todo más amplio que debe servirnos de guía, y que normalmente está materializado y especificado en la Estrategia de Marketing trazada previamente.